Artista Formador
Luz Ángela Montaña Galeano

Maestra en Artes Escénicas

Colegio José Félix Restrepo (IED)

Los dos grupos están conformados por estudiantes de Ciclo 1, grados primero y segundo de primaria. Inicialmente este grupo presentaba un grado muy alto de agresión física y verbal, accidentalidad, indisciplina, falta de concentración y poca emotividad ante el teatro.

Desde un principio deje claro el rol docente – estudiante. Se crearon normas de conducta y un lenguaje en común el cual facilitó el trabajo en clase, este lenguaje fue teatral lo que ayudo al aprendizaje y ejercicio de memoria por parte de los niños y niñas mejorando así la buena disciplina en el aula. Durante el desarrollo de la clase intente variar tono de la voz para que los niños y niñas no se cansaran con la monotonía y crearan expectativas diferentes durante el desarrollo de la clase.

Para crear empatía con los estudiantes y conocerlos me dirijo a ellos llamándolos por su nombre, cuando tomo lista de asistencia realizo una pregunta específica a los niños quienes no contestaran con un “presente”, sino contestaran la respuesta a la pregunta realizada. Ejemplo: Qué color nos gusta más, cuál es nuestro plato favorito, nombre de padre o madre, a que animal le tenemos miedo, etc. Puedo decir que gracias a este ejercicio no solo yo conocí más a mis estudiantes, sino que entre ellos también ampliaron conocimiento frente a sus pares, hoy en día saben cuáles son sus gustos, miedos y hasta el nombre de sus abuelos.
Con el fin de realizar un diagnóstico corporal de los alumnos se ejecutó una gran variedad de ejercicios físicos en los cuales realizamos desplazamiento fijos y abiertos en el espacio, danzamos libres y siguiendo coreografías fijas, reconocimiento del cuerpo a través de calentamientos corporales, yoga, streching, destrezas corporales, aplicación de ritmo, tiempo, fuerza y equilibrio corporal. Asignarles lugares específicos por medio de puntos referenciales, realizar desplazamiento libre en el aula y a la señal de la docente los estudiantes debían ir a ocupar sus puntos de referencia.

Exploramos su mundo a partir del imaginario por medio de actividades teatrales pedagógicas donde se generaron temas de interés, a través de lecturas de textos infantiles los estudiantes recrearon corporalmente los personajes y acciones determinadas de los cuentos, además de esto se acercaron a su imaginario plasmándolo en hojas de papel. Interpretaron personajes y situaciones a partir de supuestos con los cuales se crearon historias por medio de la improvisación de situaciones cotidianas, jugaron con el cuerpo creando nuevas formas corporales, se comunicaron a través de ellas y jugaron entre sí. En algunas clases trabaje con material como hojas y papel donde los niños podían concentrarse mientras tanto que realizaba ejercicios personales con cada estudiante.

Se realizaron clases teóricas a través de trabajo de mesa o audiovisual, Al terminar cada tema mostré aplicabilidad que tenía cada conocimiento adquirido con respecto al teatro, al arte o a nuestra cotidianidad

Con respecto a los estudiantes que presentan una conducta agresiva física y verbalmente frente a sus compañeros intente dedicarles tiempo especial para ellos donde puede evidenciar cuales son las fuentes de su comportamiento, al igual que aprendieron a pedir disculpas a sus compañeros y realizar compromisos reales de mejoras frente a su comportamiento.

En el momento que se realizan ejercicios, los cuales deben ser presentados al resto del grupo se anima a los estudiantes a ser los primeros en mostrar, al igual que les incentiva a iniciar su ejercicio cuando todos sus compañeros estén en la mejor disposición para verlos es decir callados y concentrados en él; de esta forma cuando logran captar toda la atención los niños y niñas se entusiasman por lograr esto y sus deseos de participar y mostrar sus ejercicios aumentan.

5 minutos antes de finalizar clase la docente pide a los estudiantes acostarse en el piso mirando hacia el techo, allí los estudiantes neutralizan respiración colocando sus manos sobre el vientre escuchando y controlándola, esto ayuda a bajar un poco el alto estado de hiperactividad que puedan tener los estudiantes después de realizar actividades corporales o de juego. Al salir del aula la docente pide a los niños desplazarse hasta la puerta de formas diferentes, esto con el fin de bajar niveles de accidentalidad durante este trascurso y bajar niveles de contaminación auditiva. Ejemplo: Salir con personaje de detective privado, salir como si fueran nubes, imaginar que son gatos y van a casar un ratón, desplazarse como si estuvieran caminando en la luna, etc.

Los estudiantes han incrementado el respeto a su cuerpo, los niveles de agresión, aunque se mantiene han bajado notablemente, han mejorado la comunicación verbal y exploran la comunicación corporal, gracias al constante ejercicio de lectura de imágenes y ambientes sonoros agudizan su escucha e interpretan rápidamente textos, imágenes y sonidos.

Con cada grupo se está realizando una puesta en escena de una obra teatral, los niños y niñas a partir del estudio del texto, las diferentes actividades para analizar personajes y escenas mejoran su disciplina, respeto a sus compañeros, a la AF, concentración y seguimiento de instrucciones.

Actualmente se mantienen ensayos parciales de las obras a mostrar, es muy satisfactorio para mi ver como los niños y niñas se disponen todas las clases para realizar calentamiento y después comenzar con los ensayos, todos ya conocen la obra y repiten los textos de sus compañeros, cuando alguno se equivoca quienes están de público les recuerdan que movimiento seguir. Gustan de este ejercicio y su gran motivación es poder mostrarlo a sus padres.